¿Cómo Se Realiza Una Sesión De Espiritismo?

El espiritismo es una doctrina religiosa y filosófica que afirma la existencia de los espíritus y la posibilidad de comunicarse con ellos, para obtener conocimiento sobre la vida después de la muerte, la ley moral y el destino humano. Se basa en los principios revelados por los espíritus a través de diversos médiums, especialmente Allan Kardec, considerado el fundador del espiritismo moderno.

El espiritismo es una doctrina religiosa y filosófica que afirma la existencia de los espíritus y la posibilidad de comunicarse con ellos, para obtener conocimiento sobre la vida después de la muerte, la ley moral y el destino humano. Se basa en los principios revelados por los espíritus a través de diversos médiums, especialmente Allan Kardec, considerado el fundador del espiritismo moderno.

Una sesión de espiritismo es una reunión de personas que intentan comunicarse con los espíritus, normalmente a través de un médium, que es una persona con la capacidad de percibir y transmitir los mensajes de los seres invisibles. Las sesiones de espiritismo pueden tener fines religiosos, científicos, terapéuticos o lúdicos, dependiendo de las intenciones y creencias de los participantes.

¿Cómo Se Realiza Una Sesión De Espiritismo?

¿Qué necesitas para realizar una sesión de espiritismo?

Para realizar una sesión de espiritismo se necesita un lugar tranquilo y silencioso, una mesa redonda o rectangular con un mantel blanco, sillas para los asistentes, un libro de espiritismo (preferiblemente El libro de los espíritus de Allan Kardec), una vela blanca, un vaso con agua y un objeto personal del espíritu que se quiere contactar (si se conoce su identidad).

Se inicia con una oración, generalmente dirigida a Dios o al Cristo, pidiendo protección y guía. A continuación, los participantes se sientan en círculo alrededor de la mesa, uno de los presentes, que actuará como médium, se sienta en el centro o en el lado opuesto a la puerta y cierra los ojos. Los demás participantes colocan las palmas de las manos sobre la mesa, de forma que todos estén conectados.

Ver Tambien:  ¿Hay Alguna Evidencia De Que El Infierno Existe?

El médium comienza a canalizar la energía de los demás y a tratar de contactar con los espíritus, invocando al espíritu guía o protector, que es el encargado de facilitar la comunicación y evitar las interferencias de espíritus malintencionados.

A veces se usan otros objetos, como una plancheta o un péndulo, para ayudar en el proceso de comunicación. Los espíritus comunicarán a través del médium, ya sea por medio de una voz interior o física, moviendo la mesa o los objetos, o escribiendo en un papel. Los participantes pueden hacer preguntas a los espíritus durante la sesión, siempre con respeto y educación.

Al final de la sesión, el médium abre los ojos y los participantes dejan de poner las manos sobre la mesa. A continuación, se hace una oración de agradecimiento y se despide a los espíritus. Se apaga la vela y se bebe el agua del vaso para purificar el ambiente.

Sesión espiritista

Conozca los peligros de realizar una sesión de espiritismo

¿Cómo se contacta con los espíritus?

Aunque existen muchos métodos para contactar con los espíritus, la manera más común es a través de un médium. Los médiums son personas que tienen la capacidad de comunicarse con el más allá y pueden ser utilizados como un canal para los espíritus.

Otra forma de contactar con los espíritus es a través de la automatización, que es cuando una persona entra en un estado de trance y los espíritus pueden hablar a través de ella. Sin embargo, este método puede ser peligroso si no se tiene experiencia o protección.

También se puede contactar con los espíritus mediante objetos como tableros de güija, péndulos, velas o espejos, que sirven como medios para recibir mensajes o señales de los espíritus. Estos objetos deben ser usados con precaución y respeto, ya que pueden atraer a entidades negativas o engañosas.

¿Cómo se protege a uno mismo durante una sesión de espiritismo?

Cuando se realiza una sesión de espiritismo, es importante protegerse de las energías negativas que puedan estar presentes. Una forma de hacerlo es rodearse de luz blanca, que ayudará a repeler las energías negativas. También es importante meditar antes de la sesión para estar en un estado de relajación y no ser vulnerable a las influencias negativas.

Otra forma de protegerse es invocar a los espíritus guías o protectores, que son entidades benevolentes que nos asisten y nos cuidan. Se les puede pedir que nos acompañen durante la sesión y que nos ayuden a filtrar los mensajes de los espíritus.

Ver Tambien:  Te mostramos si ¿Es Posible Investigar La Reencarnación?

También se recomienda realizar una limpieza energética después de la sesión, para eliminar cualquier rastro o residuo de las energías negativas. Se puede hacer mediante el uso de incienso, salvia, agua bendita o cristales.

¿Después de una sesión, qué se puede hacer con los espíritus?

Después de una sesión, se puede mantener el contacto con los espíritus si se desea, siempre que sea con fines positivos y constructivos. Se les puede pedir que se comuniquen con nosotros, que nos ayuden en nuestras tareas diarias o en nuestros proyectos, que protejan a nuestras familias y amigos, o incluso que nos guíen en nuestro camino espiritual.

Sin embargo, también se debe respetar la voluntad y la libertad de los espíritus, y no abusar de su presencia o su ayuda. Se debe evitar depender demasiado de ellos o crear una relación obsesiva o codependiente. También se debe tener cuidado con los espíritus que puedan tener malas intenciones o que puedan mentirnos o manipularnos.

¿Cómo dar los primeros pasos en el espiritismo?

El espiritismo es una religión o práctica filosófica que se centra en la comunicación con los espíritus, ya sean de personas fallecidas o de seres de otras dimensiones. Se cree que todos los seres humanos tienen un alma o espíritu, y que estos espíritus pueden continuar existiendo después de la muerte del cuerpo físico.

Los practicantes a menudo se reúnen para realizar sesiones de espiritismo, durante las cuales tratan de ponerse en contacto con los espíritus de aquellos que han fallecido. También pueden usar técnicas de meditación para tratar de contactar con seres de otros planos de existencia.

Para dar los primeros pasos en el espiritismo, se recomienda estudiar las obras de Allan Kardec, considerado el fundador del espiritismo moderno. Kardec recopiló y codificó los principios del espiritismo en cinco libros: El libro de los espíritus, El libro de los médiums, El evangelio según el espiritismo, El cielo y el infierno y La génesis.

Estos libros contienen la enseñanza de los espíritus superiores sobre diversos temas como la naturaleza de los espíritus, las leyes morales, la reencarnación, la mediumnidad, el destino de la humanidad, entre otros.

Ver Tambien:  ¿Cómo Se Puede Detectar El Control Mental En Una Secta?

Además de leer las obras de Kardec, se puede asistir a centros o grupos espíritas, donde se realizan actividades como estudios doctrinales, charlas públicas, sesiones mediúmnicas, pases magnéticos y obras sociales. En estos lugares se puede aprender más sobre el espiritismo y participar de su práctica.

También se puede buscar el contacto personal con los espíritus guías o protectores, que son entidades benevolentes que nos asisten y nos orientan en nuestro camino espiritual. Se les puede invocar mediante la oración sincera y el pensamiento elevado, y se les puede pedir consejo o ayuda en cualquier momento.

¿Cómo consultan los espiritistas?

Los espiritistas consultan a los espíritus para obtener consejos y orientación sobre diversos aspectos de la vida, tanto presentes como futuros. Para ello, utilizan diferentes métodos y técnicas que les permiten establecer una comunicación con el mundo espiritual.

Uno de los métodos más conocidos y utilizados es el de la mesa giratoria o parlante, que consiste en colocar una mesa ligera sobre la que se apoyan las manos de los participantes, formando una cadena magnética. La mesa se mueve por la acción de los espíritus, que responden a las preguntas formuladas por un médium o un interrogador. La mesa puede indicar las respuestas mediante golpes o movimientos que se corresponden con letras, números o palabras previamente acordados.

Otro método es el de la escritura automática o psicografía, que consiste en dejar que un espíritu se manifieste a través de la escritura de un médium o un instrumento mecánico. El médium puede escribir con su propia mano o con un lápiz sujeto a una cesta o una plancheta, sin tener conciencia de lo que escribe. El espíritu puede transmitir mensajes personales, doctrinales o literarios.

También se puede consultar a los espíritus mediante la incorporación o psicofonía, que consiste en dejar que un espíritu hable a través de la voz de un médium. El médium puede entrar en un estado de trance o mantenerse consciente, pero cede el control de sus cuerdas vocales al espíritu, que puede expresarse en diferentes idiomas o tonos.

Además de estos métodos, existen otros más modernos que utilizan aparatos electrónicos para captar las señales o las voces de los espíritus, como las grabadoras, las cámaras, los radares o los detectores de campos electromagnéticos. Estos métodos se engloban dentro de la llamada transcomunicación instrumental.

Deja un comentario